Historia

En 1979, dos enamorados que hacían teatro soñaban con un restaurante bonito, bueno, abordable, abierto a todos, todo el tiempo. No tienen un centavo pero encuentran dos asociados para comprar una casa en la calle Saint-Denis en Montreal. El arquitecto hace milagros.

Simple, brillante, único, elegante, accesible. L’Express abre el 19 de diciembre de 1980. Un éxito inmediato, una primicia, mil veces copiado e imitado desde entonces. Americano para los franceses, bistró parisino para la gente de Nueva York o Boston. Montrealés.

En L’Express, un equipo de cincuenta personas se releva todas las mañanas, todas las tardes, todas las noches para recibirles.

Desde hace 30 años.